¿Cómo ser un magnate? La ex esposa de uno de ellos te lo dice

Si deseas consejos para llegar a ser un magnate, pídeselos a alguien que estuvo casada con uno, esta es la fórmula que seguro te funcionará

 

Si desea consejos para llegar a ser un magnate, pídaselos a alguien que estuvo casada con uno de ellos.

Un usuario de Quora, un sitio Web en el que los usuarios responden a preguntas hechas por otros, recientemente planteó la siguiente: “¿Cómo puedo ser tan grande como Bill Gates, Steve Jobs, Elon Musk o Richard Branson?”

La respuesta vino de alguien inesperado, que ofreció reveladoras perspectivas que suscitaron un poco de agitación entre los conocedores de los magnates y más allá.

La persona que respondió es Justine Musk, quien estuvo casada con el jefe de Tesla y Space X de 2000 a 2008.

Habiendo vivido con el Tony Stark de la vida real (más conocido como Iron Man), la señora Musk tuvo un asiento de primera fila para ver a uno de los empresarios y hombres de negocios más exitosos del mundo, así como a su red de amigos igualmente prósperos.

Es un mundo de filas estrechamente cerradas. Además, resulta difícil obtener un discernimiento honesto de lo que motiva a los más exitosos. Por lo general, un desfile de académicos y otros escritores comenta sobre las cualidades de la gente exitosa, tratando de especular y de adivinar qué fue lo que la llevó a alcanzar sus logros. O bien, son los mismos magnates los que elaboran los mismos lugares comunes sobre sí mismos, de forma muy poco introspectiva. Pero la señora Musk tiene una perspectiva única.

Es por eso que fue insólito que su nombre apareciera en la respuesta al usuario de Quora. La señora Musk señaló que una noche se sentó ante su computadora y se topó con la pregunta. “Yo le estaba dando largas”, admite. Pero la pregunta “abordó un punto sobre el cual yo había estado reflexionando desde hacía tiempo”. Ella había leído mucho acerca del éxito pero quería revelar “algunas cosas que nadie decía”. Lo que siguió fueron varias notas en el curso de estas últimas semanas.

“El éxito extremo es resultado de una personalidad extrema y llega a costa de muchas otras cosas”, señala la señora Musk. “El éxito extremo es diferente de lo que supongo que podríamos considerar simplemente *éxito*. Esa gente tiende a ser rara y desadaptada, que se vio obligada a experimentar el mundo de una manera insólitamente problemática”, agrega para observar que “otras personas la consideran en cierta forma loca”.

Ella resumió el ingrediente único del éxito extremo: “Obsesiónate, obsesiónate, obsesiónate.”

Pero la señora Musk no quiso criticar a nadie. “La gente extrema combina brillantez y talento con una ‘insana’ ética del trabajo”, escribe, “así que si el trabajo mismo no te motiva, te vas a consumir, te vas a quedar a un lado del camino o tus competidores extremos te van a aplastar y te harán llorar.”

Ella parece señalar que los empresarios más exitosos no empezaron tratando de ser multimillonarios sino que eso simplemente fue el producto de su maniático interés.

“Desplaza tu interés de lo que tú quieres (un millón de dólares) y siente una profunda e intensa curiosidad por lo que el mundo quiere y necesita”, aconseja Musk. “Ayuda tener un ego, pero debes de estar al servicio de algo más grande si quieres inspirar a las personas que necesitas que te ayuden.”

En otra nota, empero, ella aborda el concepto del dinero, el dinero multimillonario. “El dinero rara vez es solo dinero”, asegura. “A veces es un reemplazo del amor o de la autoestima, de la libertad o de la sensación de control sobre nuestro destino (especialmente si carecimos de estas cosas en la infancia).

“A veces es una forma de controlar a los demás, en especial a los familiares, pues no sabemos de qué otra manera podemos relacionarnos con ellos”, agrega. “El dinero también puede servir como marcador, para saber qué tan bien nos está yendo, qué efecto estamos teniendo, si vamos ganando. A veces no es tanto el dinero lo que importa sino ganar, ganar lo es todo, en particular cuando invertimos alma y corazón en nuestra misión.”

La señora Musk dijo que le sorprendió ver la reacción a sus comentarios. “No tenía idea de que fuera a causar tanto escándalo.” Ha recibido cientos de comentarios y de mensajes de correo electrónico. Por supuesto, muchos de los lectores que han seguido las reflexiones de la señora Musk también han estado buscando indicaciones por parte del mismo señor Musk.

Ella insistió en que “no estaba hablando específicamente sobre Elon” y que le “inquietaba” que la gente pudiera estar interpretando demasiadas cosas en sus palabras. Empero, aseguró que “Elon es un personaje fascinante”.

La señora Musk se considera “observadora”, no “conocedora” y precisa: “Yo estuve al borde de todo eso por mucho tiempo.” Reveló que se había visto inundada por mensajes de correo electrónico sobre sus respuestas y sobre su ex marido. Alguien le preguntó que si tenía aficiones. No, respondió, el trabajo es su única afición. “La naturaleza de estas cosas es muy agotadora. Es difícil de entender a menos que lo veamos muy de cerca”, advirtió, para agregar que “la ‘obsesión’ tiene mala fama”.

¿Y qué piensa el señor Musk sobre las reflexiones de su ex mujer? Según ella, él le envió un mensaje de correo electrónico: “Bien dicho”, escribió él.

*bb

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s